Cuando la construcción se vuelve arte

La construcción se compone de muchos elementos constructivos como muros, trabes, columnas, losas, cimentación, etc. Sin embargo, el fin de cualquier proyecto de construcción es crear espacios donde las personas puedan desarrollar todo tipo de actividades. Y es en ese punto donde puede distinguirse a la construcción como un arte.

A diferencia de otros tipos de arte, la construcción necesita de la interacción de los seres humanos. Es un arte “habitable” que cumple con una función específica, más allá de la mera contemplación. Esta no puede desligarse de un fin social, porque de lo contrario sería una escultura.

Es por eso que hoy invito a todos los constructores a considerarse artistas de nuestro entorno, ya que una profesión que requiere de tantos detalles para poder funcionar de manera adecuada, definitivamente es un arte.

Create your account